… el artículo 15 ideas de usos sociales para medios de comunicación de Silvia Cobo, que es un compendio de nivel avanzado sobre cómo impulsar el tráfico y la filiación de los usuarios. Además de explicar cómo puede ser la aplicación de herramientas como Tweeter, Digg, Facebook, GMaps, etcétera, Silvia pone como ejemplos a los medios que van a la vanguardia en ese sentido.

Además propone cambios básicamente actitudinales: que la sala de redacción tenga su espacio de interacción con los ciudadanos, que precisamente estos puedan aportar a la agenda del medio, que los medios sean más abiertos a explicar el uso de las herramientas Web 2.0 que dejan a la disposición de los lectores…

Sobre ese último aspecto cito a continuación el numeral 10 de su lista:

Conviértete en un evangelista de la web 2.0: no todos tus lectores están familiarizados con widgets, Rss y demás parafernalia 2.0. Sé didáctico, muéstrales por qué y cómo les pueden ser útiles estas herramientas y cómo utilizarlas. Ampliarás usuarios de tu gadgets y ofrecerás un beneficio a tu comunidad de lectores. (En mi opinión, la falta de sensibilidad hacia los menos iniciados en la nuevas tecnologías no hacen más que agravar la brecha digital, ya sea por edad o por educación).
¿Qué tal un blog explicando lo más básico de la web 2.0?”.

Definitivamente me sentí redimida por Silvia con este elemento. Es abrumador tratar de entender algunos artículos; saturados de siglas o nombres nuevos que por sí mismos no explican de qué se trata tal o cual aplicación, estos textos se hacen indescifrables.

Pues bien, hay que dejar esa actitud elevada y pensar un poco más en el usuario, si de hablar de Web 2.0 se trata. Esos discursos “ciber-cientificistas” van en contravía con las intenciones de equidad, difusión y sociabilidad de la filosofía actual de Internet. Señores, su arrogancia confunde. Ceder un poco hacia la comprensión más generalizada no implica dejar de lado la especialización de los temas que tratan.


Laura Camila Caro Salcedo / Medellín