Imagen tomada de El Tiempo: http://www.eltiempo.com/publirreportaje_a/home/initiative-la-central-de-medios-ganadora-del-concurso-equipo-conexion_4715618-1Qué bien que haya esfuerzos por premiar las iniciativas de comunicación, mercadeo y publicidad en línea en Colombia. Pero sería mejor si por lo menos en el gremio esto se supiera.

En un publirreportaje de El Tiempo me entero de que esa casa editorial realiza un concurso llamado Equipo Conexión. Según cuentan, el objetivo es “premiar la Central de Medios que genere las mejores estrategias de inversión en medios online por su creatividad y medición de alcance de audiencias”.

En el artículo, donde felicitan a los ganadores de la última versión del concurso, se convoca además a las agencias digitales y centrales de medios para que participen en las próximas ediciones.

Tratar de encontrar mayor información al respecto es inútil. Consejo: preocuparse en primer lugar por una difusión adecuada del concurso para que la convocatoria sea exitosa.; partir de su misma esencia para contribuir a sí mismo.

Y buscando ya qué tipo de empresa fue la ganadora, me parece que esta condecoración “se queda chica” para semejante multinacional de mercadeo y comunicación digital. Si de pronto la organización de este concurso se centrara en pequeñas y medianas ideas de negocio de la misma área que premian, podría verse con mejores ojos.

Es decir, delimitar el rango, tamaño y espacio geográfico de las empresas susceptibles de obtener el premio cumpliría con una doble función: uno, atraer más adeptos y participantes al concurso; dos, asignarle una mayor valoración en el medio por, perdón, premiar en una escala más acorde con los alcances del concurso.

Lo anterior, no para demeritar el hecho de que exista esta premiación;  de hecho me parece muy importante que exista en el país este tipo de iniciativas que incentiven la generación de más y mejores emprendimientos, empresas, negocios y contenidos.

Es simplemente una opinión sobre cuál me parece que sería un mejor enfoque del concurso… Como para que las relaciones y proporciones entre el premio y el premiado no sean tan abismales como las del Príncipe de Asturias para el gigante Google.

También llamo la atención sobre la pobreza y escasez de contenido del artículo en mención, un  publirreportaje que finalmente no es ni tan publicidad ni tan reportaje.

(PD 1: sería interesante echarle un vistazo a las campañas concursantes, especialmente a la ganadora, por si alguien tiene acceso  o más información al respecto y quisiera compartirlo.)

(PD 2: señores diseñadores, se les pasó una tilde en el logo.)

Laura Camila Caro Salcedo / Medellín