A pesar de la crisis económica que aqueja a Colombia con más agudez de la acostumbrada en los últimos meses, el país está cada vez más conectado a Internet.

Según la ministra de Comunicaciones de Colombia, María del Rosario Guerra, las cifras sobre usuarios de Internet para el año que termina superan el 30 por ciento, y de esa cantidad la gran mayoría acceden a una conexión de banda ancha (1.16 millones de 1.96 millones de usuarios conectados).

Una explicación para este fenómeno en crecimiento puede sustentarse en el incremento de la oferta de servicios de empresas en telecomunicaciones; entre más reñida es la competencia, más favorables son los precios para los usuarios. Recordemos que además del servicio “tradicional” de Internet, el 2008 fue un año en que se disparó la carrera en el negocio de la Red móvil.

Tampoco deben olvidarse los programas gubernamentales que hacen parte de las políticas públicas en Tecnologías de la Información y Comunicación en Colombia. Según este artículo de Enter 2.0 , Compartel -un programa del Ministerio de Comunicaciones que pretende el beneficio de estratos bajos y poblaciones apartadas en materia de telecomunicaciones- sumó números considerables al balance de este año:

“… el programa Compartel permitió que 3.450 sedes educativas del país quedaran conectadas a la Red este año, así como 40.188 MiPymes y más de 39.000 hogares de estratos 1, 2 y zonas rurales.”

Aún así se espera que siga aumentando la conectividad colombiana para pavimentar más centímetros a la brecha digital… aunque, como siempre he insistido, luego de la posibilidad de conexión debe venir de la mano una adecuada apropiación.

 

Notas complementarias

* Entre más crezcan las cifras más fenómenos mediáticos vendrán a través de la Internet. Interesante recordar cómo David Murcia Guzmán- dueño de la firma DMG, aplastada por el gobierno colombiano por supuestos nexos con el narcotráfico- establecía sus canales de comunicación con el uso de herramientas de la Red, como el canal de Youtube de esta compañía.

* Las ventas de productos del ámbito tecnológico aumentan, especialmente en fin de año y desde la exención del IVA a los elementos de computación, lo que también contribuirá con seguridad a engrosar las cifras de este balance o el del próximo año.

Laura Camila Caro Salcedo/ Medellín