Antes habíamos hablado de HiperBarrio, un grupo que emprendió camino en dar a conocer las experiencias de dos barrios de Medellín por medio de plataformas de autopublicación (blogs). Poco más de un año después hay nuevas noticias sobre este colectivo, que se hizo acreedor hoy al Nica de Oro 2009 de Prix Ars Electrónica en la categoría “Comunidades Digitales”.

No es extraño que HiperBarrio haya sido elegido como ganador unánime del premio – a pesar de lo sorpresiva que parece ser la noticia - pues la labor que han venido realizando desde 2007 es un ejemplo tangible de cómo puede la ciudadanía misma lograr avances significativos en comunidades con problemáticas sociales que hacen eco internacionalmente.

Estas personas se preguntaron un día cómo hacer para rescatar los referentes culturales de dos comunidades afectadas por -entre otros males- el conflicto armado urbano. Especialmente el grupo de La Loma, zona que la prensa bien recuerda por la llamada Operación Orión, ha tenido una continuidad muy significativa en su intención de contar las historias de sus habitantes.

Desde el impulso inicial de capacitación para la creación y publicación en blogs hasta su aporte para el fomento del sentido de pertenencia de la comunidad y el re-arraigo, ha hecho de HiperBarrio un merecedor sin dudas de tal reconocimiento.

Un recuento muy completo sobre la historia de este grupo y su galardón puede leerse en ¿Comunicación? Entretanto, de este boletín de prensa extracto el siguiente párrafo para dar cuenta de la coherencia entre los objetivos del premio para la categoría y la función social de HiperBarrio :

“La categoría “Comunidades Digitales” está abierta a proyectos políticos, sociales y culturales; iniciativas, grupos y escenas en el mundo que desplieguen un compromiso irrenunciable por proponer maneras inteligentes y exitosas de usar las tecnologías digitales para resolver problemas sociales”.

Que sea ésta una motivación más para replicar el modelo en otros lugares de este país, que tanto necesita de una verdadera reparación para las heridas de la guerra, la pobreza y la corrupción. Ante la impotencia política, más iniciativas de la ciudadanía.

Fotografía: blueandtanit.wordpress.com

Laura Camila Caro Salcedo / Medellín