Columna publicada originalmente en Portafolio de Colombia

Por estos días Facebook cumple seis años, YouTube cinco y Flickr, el sitio para compartir fotos en la red, también seis. Cuesta creer que estas redes sociales sólo existen desde hace tan poco tiempo. Porque parece que siempre hubieran estado con nosotros.

Hago esta reflexión para poner las cosas en perspectiva. Lo que hemos visto hasta ahora es apenas el comienzo de la explosión global de las redes sociales. Es la antesala de la mayor transformación de las comunicaciones de la era moderna. Que impacta no sólo a las personas, sino a los negocios.

Veamos. Facebook ya tiene 400 millones de usuarios, de los cuales 225 millones se inscribieron en el último año. Cada semana ellos comparten 3.500 millones de piezas de contenido, como fotos o videos.

En la última década Google fue considerado el rey de la Internet. Pero ya algunos expertos de peso, como el publicista y relacionista estadounidense Steve Rubel, vaticinan que la siguiente será la década de las redes. O de Facebook.

“Yo creo que Facebook va a dominar el mercado en los próximos años. De hecho, lo veo convirtiéndose en el sitio web número uno en el mundo en menos de tres años”, escribió Rubel en su popular blog, steverubel.com. El argumento de Rubel y otros es que antes la única opción que teníamos para encontrar información en la web era buscar en Yahoo o Google.

Ahora podemos buscar dentro de redes como Facebook, que nos arrojan resultados más creíbles, basados en las actividades de nuestro círculo de amigos. Dave Yovanno, de Gigya Inc, una firma de California que ofrece servicios de medios sociales, afirma que “la gente le está dedicando menos tiempo a navegar en la Internet por su cuenta. Ahora lo hace basada en las recomendaciones de sus amigos”.

Google no pretende quedarse atrás. La semana pasada lanzó Buzz, una red social con la cual intenta competir con Facebook y Twitter en el intercambio en tiempo real de mensajes, fotos y videos.

En la breve historia de las redes sociales, nunca una red nueva había generado tanto entusiasmo y ruido como lo hizo Buzz en la última semana. Según Google, en las primeras 56 horas fueron publicados nueve millones de mensajes y comentarios en Buzz, una cifra alucinante para un producto nuevo. Con el lanzamiento de Buzz, Google parece haberse insertado finalmente en las grandes ligas de las redes sociales.

Se equivocan quienes todavía no han entendido el fenómeno de estas redes, o peor, las desechan con arrogancia o ignorancia. Lo que sucede en estas redes afecta de manera trascendental su negocio, ya usted venda carros, sea un político o maneje un medio de comunicación.

Las redes están cambiando el negocio de la publicidad online. Antes estaba sólo Google. Ahora hay múltiples como Facebook, Twitter, Ning o LinkedIn para llegar a audiencias específicas. Lo mismo sucede en marketing. Se prevé una migración de las campañas hacia este tipo de comunidades. Porque ahí es donde está la audiencia.