Entrevista con Anant Agarwal, fundador y CEO de edX, la plataforma de educación en línea de Harvard y MIT.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Andrés Cavelier (@acavelier)

Cuando las universidades estadounidenses Harvard y MIT fundaron la plataforma de educación en línea edX en 2012, una de sus principales motivaciones era hacer disponible de manera masiva su conocimiento. Cuatro años después, edX ha ofrecido 700 cursos abiertos y educado a 6 millones de personas en todo el mundo, incluidos a 750 mil en América Latina y el Caribe.

Esta plataforma ahora se embarca en una nueva fase de maduración de su apuesta por losCursos Masivos Abiertos en Línea (MOOCs por sus siglas en inglés): incrementar la calidad de los cursos, permitir que los estudiantes reciban créditos por estos en las universidades y acelerar su expansión en América Latina.

Así lo expresó en días pasados Anant Agarwal, el CEO de edX, durante el evento “Aprendizaje Abierto para mejorar vidas”, organizada por el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, DC.

En estos años, edX se ha asociado con más de 100 universidades e instituciones de todo el mundo –alrededor 10 en España y América Latina-, las cuales ofrecen cursos sobre una amplia gama de temas. Los MOOCs normalmente son gratuitos y tienen una duración aproximada de seis semanas.  Los estudiantes que completan los cursos de manera satisfactoria pueden acceder a un certificado.

Tras el evento del 11 de noviembre conversamos con Agarwal sobre el futuro de la educación en línea en América Latina y el Caribe. Esto fue lo que nos contó:

¿Por qué deberían las universidades ofrecer Cursos Masivos Abiertos en Línea (MOOCs) y su conocimiento de manera gratuita?

La misión de las universidades consiste en proporcionar educación. Si consultas la misión de las universidades, por ejemplo la de MIT, no dice que esta consista únicamente en educar a la gente de su propio campus.

¿Qué potencial tienen las soluciones educativas abiertas en línea para el desarrollo social y económico de América Latina y el Caribe?

La educación no es solo un derecho, también es crucial para el desarrollo económico. Si te has educado, podrás conseguir trabajos, la economía mejorará, y podrás además comerciar y asociarte con otros países del mundo. La educación en línea permite cubrir estas carencias. En América Latina hay muchas oportunidades para que las personas mejoren sus vidas y crezcan económicamente.

¿Qué ha aprendido edX desde sus inicios en 2012 de los MOOCs? ¿Cuáles son las 3 lecciones más importantes?

Primero, estamos asombrados por la sed de conocimiento que hay por todo el mundo. Por ejemplo, cuando nos juntamos con el BID y el BID lanzó un curso en español, tuvimos personas registradas en Rusia. Nunca llegamos a soñar con que gente de todo el mundo quisiera tomar cursos de cualquier parte del mundo. Segundo, descubrimos que podíamos ofrecer educación de calidad. Hoy, varias universidades reconocen créditos de muchos de nuestros cursos. Tercero, siempre pensamos que ciertos tipos de cursos no podrían ser ofrecidos en línea, pero hemos desarrollado tecnologías que nos permiten enseñar cualquier tipo de materia por esta vía.

¿Cuál es el futuro del modelo MOOC?

Cuando empezaron los MOOCs, lo más importante era llegar a un alto número de personas. Hoy tenemos 6 millones de estudiantes en todo el mundo y 750 mil estudiantes de América Latina. En la nueva fase buscamos es que los cursos sean de una muy alta calidad y que cuando tomes un MOOC puedas recibir créditos académicos. En vez de tener MOOCs por un lado y educación universitaria por otra, podemos crear un combo: clases presenciales y cursos en línea.

¿Planea edX expandir su oferta de MOOCs en español y portugués? ¿En qué consiste la expansión?

América Latina es uno de nuestros mercados más importantes. Estamos muy interesados en expandir nuestros servicios en esa región. Ya tenemos a día de hoy muchos socios en América Latina, como el BID, la Universidad Javeriana en Colombia, la Universidad Galileo en Guatemala, el Tecnológico de Monterrey en México, el gobierno de México y la Universidad Tenaris de  Argentina. Pero queremos expandir nuestras alianzas por toda América Latina y aumentar el número de cursos en español y portugués.

¿Han encontrado alguna particularidad en los estudiantes de América Latina y el Caribe?

Creo que hay muchos aspectos que son únicos. Una cosa que me sorprendió mucho, cuando enseñé un MOOC de circuitos de MIT, fue que después de Estados Unidos e India, Colombia fue el tercer país con más alto número de inscritos. Hay una gran sed de conocimiento, los estudiantes verdaderamente quieren aprender. Están muy interesados en ingeniería y administración de empresas, en cursos que tienen un impacto directo en el vacío de aptitudes que hay en sus países.

Cuéntanos de la relación de edX con el BID

Cuando comenzamos a hablar con el BID, pensé en el BID solo como un Banco, y me dije a mi mismo: ¿qué tiene que ver un banco con la educación? Un banco aborda temas de dinero, y las universidades temas de educación. Una vez que nos afiliamos al BID, me di cuenta de que eran capaces de crear cursos realmente fantásticos en español para el mercado latinoamericano. Nos sorprendió que 143 países del mundo hayan tomado sus cursos.

Publicado originalmente en el blog Abierto al Público