Me encuentro desde anoche en Cambridge, Massachusetts, para asistir a la celebración de los 70 años de la Fundación Nieman, que anualmente beca a periodistas de Estados Unidos y todo el mundo para que estudien en la Universidad de Harvard.