A uno le enseñan desde pequeño que no debe desearle el mal a nadie, pero tras múltiples experiencias desagradables por un servicio al cliente cuya incompetencia se camufla de línea en línea, de operadora en operadora y de fila en fila en las oficinas de la séptima con veinte (Bogotá), no me extraña para nada [...]